electrodomesticos para lavado baratos
electrodomesticos de cocina baratos

Electromesticos baratos hogar
Cuidado personal

electrodomesticos para climatización baratos
imagen y sonido

En electrodomésticos baratos online somos especialistas en encontrar siempre las mejores ofertas y descuentos en cualquier tipo de electrodoméstico. Actualizamos las mejores tiendas online y las mejores promociones semanalmente. Nuestro objetivo es que puedas comprar siempre el mejor producto al mejor precio ¡Esa es nuestra especialidad!

Consejos para comprar electrodomésticos empotrados baratos.

Los electrodomésticos incorporados se encuentran entre los más utilizados a diario. De hecho, esta categoría incluye todos aquellos productos que utilizamos habitualmente para limpiar y secar ropa, sábanas y cortinas, regular el clima en el hogar, así como para cocinar y almacenar alimentos y bebidas. Veamos cuáles son las características más importantes a evaluar en el momento de la compra.

Duración

La durabilidad es otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de elegir un electrodoméstico. Los modelos modernos están equipados con componentes de gran tamaño que garantizan la plena funcionalidad incluso durante largos periodos de tiempo, ya que toda la unidad está sometida a cargas de trabajo inferiores a las que podría soportar en realidad. Para elegir un electrodoméstico de gran tamaño en función de su durabilidad, nuestro consejo es que confíe en las marcas más reconocidas, ya que generalmente ofrecen mejores condiciones de garantía.

Algunas marcas también ofrecen garantías extendidas por un pequeño cargo extra al momento de la compra. La mayoría de las veces es una buena solución, en nuestra opinión, porque la intervención de un técnico especializado en el aparato fuera de garantía puede costar mucho más.

Otro aspecto a tener en cuenta a este respecto es la red de servicio local que la marca garantiza: cuantos más puntos de servicio haya, más fácil será encontrar piezas de recambio. Además, tener un centro de servicio cerca de su casa es ciertamente más conveniente que tenerlo lejos, porque en caso de avería, los plazos de reparación y entrega pueden reducirse significativamente.

Seguridad y protección

Los electrodomésticos grandes son los más utilizados en el hogar, algunos de los cuales permanecen en funcionamiento durante todo el día, como el refrigerador o el congelador, mientras que otros utilizan gas, producen altas temperaturas o consumen grandes cantidades de electricidad.

A la luz de estas sencillas consideraciones, el primer aspecto a considerar en la elección de un gran aparato es sin duda el relacionado con la seguridad.

Los electrodomésticos modernos, grandes o pequeños, deben cumplir las normas de seguridad impuestas por las estrictas normas en la materia, y existe un organismo de control de la protección del consumidor que certifica esta correspondencia.

Por lo tanto, es una buena costumbre, en nuestra opinión, preguntar al vendedor toda la información relacionada con la seguridad del gran electrodoméstico que desea comprar, refiriéndose en particular a la Certificación Española vigente También debe estar presente el marcado CE, que hace referencia a las normas europeas e identifica la indicación de conformidad del producto con los requisitos esenciales de seguridad establecidos por una o varias directivas comunitarias.

También se presta atención a las falsificaciones de marcas, de las que existe una versión china que es muy similar en apariencia pero muy diferente en cuanto al fondo, en términos de normas de calidad y seguridad. Para este propósito, recomendamos leer este artículo de la Unión Nacional de Consumidores.

Calificación energética

El uso de electrodomésticos empotrados tiene un impacto significativo en el consumo de energía precisamente porque algunos de ellos permanecen en funcionamiento durante todo el día, como mencionamos en la apertura: este es el caso de los frigoríficos y congeladores, responsables de un consumo de energía moderado pero constante, que con el tiempo se traduce en un gasto sustancial en la factura.

Por el contrario, los grandes electrodomésticos, como los lavavajillas, las lavadoras-secadoras y los secadores, están llamados a realizar grandes cargas de trabajo, en términos de consumo de energía, con un consumo elevado pero limitado en el tiempo. Los últimos aparatos, sin embargo, están equipados con tecnologías que le permiten alcanzar un rendimiento cada vez mayor, con un menor gasto de energía.

Por lo tanto, para el consumidor es importante evaluar el aparato también en función de su eficiencia energética, que puede definirse brevemente como la relación entre la energía absorbida y el trabajo producido. Para ello existe la Clase de Consumo Energético, o Clase de Eficiencia Energética, expresada en letras y barras de diferentes colores y tamaños.

El valor que indica la mayor eficiencia se identifica por la letra A++++ y por una pequeña barra verde. Los valores disminuyen gradualmente para indicar un producto con menor eficiencia. Van desde A++, A+, A+, A, B, hasta G, con barras cada vez más largas, y coloreadas en amarillo o rojo.

Tomemos un ejemplo práctico. Una lavadora con una carga de 9 kg de la clase A+++, consume unos 218 kW de electricidad al año, con un coste en la factura que no supera los 39 € (siempre sobre una base anual). La misma lavadora, pero de clase C, puede consumir hasta 412 kW por un gasto que puede alcanzar los 74 €.

Por lo tanto, es una buena idea asegurarse de que la clasificación energética del aparato se indique en la etiqueta apropiada, que debe acompañar a todos los productos comercializados. Para reducir el gasto en la cuenta, también es muy importante hacer un uso cuidadoso del equipo que tenemos en la casa.

Cómo ahorrar en el consumo eléctrico de los electrodomésticos

Silencio

La tranquilidad de un aparato grande es, sin duda, un aspecto importante a tener en cuenta a la hora de comprarlo. Un ejemplo práctico es el frigorífico: durante el día no nos damos cuenta de su funcionamiento, mientras que en el silencio de la noche es posible escuchar un zumbido, o ruidos (muy normales) de líquidos en movimiento. Del mismo modo, una lavadora en funcionamiento producirá algo de ruido, que será mayor, por ejemplo, en la fase de secado por centrifugado.

El nivel de ruido también se muestra en la etiqueta energética, en la parte inferior derecha, y está representado por un número seguido de la abreviatura dB. Esto significa decibelio, y es la unidad de medida del ruido. Cuanto más alto sea el valor de decibelios, más fuerte será el aparato. Si el dormitorio está junto a la cocina, por ejemplo, es aconsejable elegir un frigorífico más silencioso, por lo tanto con un valor de dB más bajo, para un mejor confort acústico durante la noche.

En que debemos fijarnos al comprar un electrodoméstico barato.

Cuando compramos un electrodoméstico prestamos atención a diferentes características: precio, tamaño, consumo de energía… pero raramente nos preguntamos cuántos años funcionará. Altroconsumo preguntó a 34.000 miembros que viven en cinco países diferentes, de los cuales 8.000 en Italia, cuán satisfechos estaban a largo plazo con sus aparatos. La encuesta puso de relieve los problemas, debilidades y puntos críticos más comunes de las 15 marcas más comunes en el mercado italiano.

Los que se sitúan en lo más alto del ranking de lavavajillas, valorando la fiabilidad y la satisfacción, según el juicio de los consumidores son: Honey, Siemens y Bosch. Para este aparato, que es utilizado por muchos consumidores todos los días, el problema más común se refiere a la bomba de drenaje. En cambio, para los frigoríficos combinados, el aislamiento de las puertas es más importante. Están en el podio en la clasificación: Lg, Siemens y Bosch.

La misma metodología de investigación utilizada por Altroconsumo, basada en la experiencia directa de un gran número de personas, fue adoptada por la revista francesa 60 Millions de Consommateurs, que pidió a los lectores que respondieran a un cuestionario. En este caso, la encuesta sólo tuvo en cuenta los equipos adquiridos a más tardar diez años antes, evaluando la fiabilidad, la satisfacción y la disponibilidad de las piezas de recambio. Según la revista, los inconvenientes, los fracasos y todo lo demás no son el resultado de una obsolescencia planificada por las empresas, sino más bien el resultado de opciones industriales que intentan por todos los medios reducir los costos de producción.

Por esta razón, también, es aconsejable seguir algunos consejos:

– Pagar más por un electrodoméstico puede ayudar, porque generalmente los que se venden a precios más bajos rara vez están diseñados para durar mucho tiempo o para ser reparados. Sin embargo, hay que decir que los modelos de gama alta no son necesariamente más robustos.

– Por lo general, vale la pena elegir empresas que hayan obtenido buenos resultados en pruebas comparativas que publiquen revistas para consumidores, ya que el riesgo de fracaso es menor y las piezas de repuesto están disponibles durante mucho tiempo.

– Evitar dispositivos complejos con muchas funciones «extras», ya que podrían aumentar la criticidad.

aparatos
60 Millones de consumidores pidieron a 5.000 lectores que respondieran a un cuestionario
Las tres primeras marcas de refrigeradores son Bosch, Siemens y Beko, que han cumplido los tres parámetros: fiabilidad, disponibilidad de piezas de repuesto y satisfacción. Beko es una marca de origen turco, menos conocida, pero que a menudo ofrece dispositivos más baratos y compite con las mejores marcas, así como para neveras y lavavajillas (ver más abajo). La consideración general es que se trata de un aparato bastante robusto, con un índice de fiabilidad de más del 90%. Los fallos pueden estar relacionados con la capacidad del aparato para enfriarse o con problemas con las puertas.

Según la encuesta de la revista francesa, incluso el horno es un aparato que dura mucho tiempo: más de nueve años como media con un índice medio de fiabilidad del 87%. El primer puesto en el ranking de los hornos empotrables lo ocupan de nuevo las dos marcas del grupo alemán BSH: Bosch, especialmente fiable, y Siemens. Esta vez, el sueco Electrolux da el tercer paso del podio.

Los lavavajillas son, entre todos los tipos analizados por la revista, los electrodomésticos que más preocupan a sus propietarios. El trío en el podio es idéntico al de los frigoríficos: Bosch y Siemens, seguidos por Beko.

Las máquinas de café espresso se encuentran entre los electrodomésticos «más jóvenes», pero en pocos años han conquistado a millones de clientes fieles. Es difícil decidir entre los dos principales fabricantes de máquinas compatibles con Nespresso, que comparten el primer puesto del ranking: Magix (primer puesto) y Krups (segundo y tercer puesto). Algunas empresas prometen mantener sus existencias disponibles durante diez años, mientras que otras se lavan las manos al cabo de unos años, lo que da lugar a grandes cantidades de máquinas irreparables debido a la falta de piezas de repuesto disponibles.

Por último, la encuesta de la revista francesa examinó 2.773 robots, agrupando diferentes tipos (multifunción, cocina y pastelería). De todos los electrodomésticos, éste es el que tiene menos probabilidades de fallar. KitchenAid y Magimix dominan las listas de éxitos. KitchenAid es la marca más popular, especialmente apreciada por la calidad de las preparaciones obtenidas y la facilidad de uso y limpieza. La famosa Bimby Thermomix (Vorwerk), sin embargo, fue criticada no tanto por su satisfacción de rendimiento como por su fiabilidad, con numerosos informes de problemas con los accesorios o el motor, especialmente si se considera el alto precio: más de mil euros por la compra.